Reseña | «Adictos a El crack»

82

El 1 de abril de 1981 se estrenó en Barcelona una película de culto y si hay un film dentro de la cinematografía española que merece el calificativo de culto ese es El crack (José Luis Garci, 1981), un noir castizo protagonizado por un soberbio Alfredo Landa, que abandonaba así el encasillamiento como actor de comedia ligera, en el papel de Germán Areta, apodado «piojo», un investigador privado (y ex policía) duro, taciturno y solitario, que es contratado por un empresario de Ponferrada para dé con el paradero de la hija de éste que vive en Madrid y a la que no ve desde hace años… El éxito de esta primera entrega propició que un par de años después se estrenase su secuela El crack dos (1983), prácticamente con el mismo elenco que la anterior película y en 2019, con Landa ya fallecido, Garci estrenó la precuela El crack cero ambientada en 1975 y con un excelente Carlos Santos encarnando a Areta, cerrando así esta trilogía noir que José Luis Garci dedicó a este detective apodado «piojo».

Hablemos un poco de las películas. Por hacer una distinción entre las dos primeras entregas de El crack y su precuela, habría que decir que El crack y El crack dos tienen todos los elementos que tenía el cine de Garci de su primera etapa, sitúa la acción en el presente para captar como si de un docu-drama se tratase loa ambientes de Madrid con sus cines, su tráfico, etc. Mientras que en El crack cero es una una recreación del pasado para tocar temas de actualidad más típica de su segunda etapa, además de un ejercicio de nostalgia. Pero en las tres películas el peso de los diálogos es fundamental, con un estilo marcadamente literario (en el buen sentido de la palabra), marcan el devenir de los personajes y podemos encontrar secundarios tan entrañables como Rocky, en mi opinión de lo mejor de la película, que es el enlace con el mundo del boxeo y con Nueva York.

Alfredo Landa como Germán Areta en «El Crack» (José Luis Garci, 1981).

Alfredo Landa como Germán Areta en «El crack» (José Luis Garci, 1981).Cumpliéndose este año 2021 el cuarenta aniversario de El crack qué mejor excusa para revisitar esta trilogía y, además, leer Adictos a El crack, un libro editado por Notorious Ediciones en el que se dan cita amigos y admiradores de Garci  y su obra como el periodista Víctor Arribas, el cineasta Antonio Giménez-Rico, el crítico de cine Oti Rodríguez Marchante o el poeta Luis Alberto de Cuenca (entre otros) para homenajear a este hito del cine español. En este libro se analiza la trilogía de José Luis Garci desde distintos ángulos (aunque más en tono de homenaje que como análisis crítico) como los personajes, el estilo o el guion, y entre lo más interesante que contiene este homenaje es como se pone el foco en tres temas fundamentales, la apuesta arriesgada que realiza Garci al mezclar noir y melodrama, la sobresaliente actuación de Landa como Areta (puede que la mejor de su carrera), y la mirada de forma casi documental en las dos primeras entregas de la saga (pues en la precuela obviamente es una reconstrucción de una época pasada) de ese Madrid melancólico, sucio y gris de los primeros ochenta, pero no obstante, un tributo que Garci rinde a su ciudad natal con la misma devoción con que Woody Allen admira la ciudad de Nueva York en Manhattan (al que, dicho sea de paso, hace un guiño en la primera entrega de la trilogía).

Landa y María Casanova como Germán Areta y Carmen «El crack dos» (José Luis Garci, 1983).

Sin pretender desgranar el libro, merece la pena mencionar de manera somera algunos aspectos del libro, como por ejemplo el inicio del texto en forma de carta abierta que firma el poeta madrileño Luis Alberto de Cuenca dirige a José Luis Garci en la que, como filólogo que es, analiza el anglicismo crack que da título a las películas y sus posibles interpretaciones,  afirmando que por un lado «de lo que se trata es de una bancarrota de valores morales» y por el otro alude a Areta como ser humano excepcional. Oti Rodríguez Marchante pone el acento en la apuesta arriesgada que Garci hizo al dar el papel de Areta a Alfredo Landa en contra la opinión de la productora y el gran acierto que fue esa decisión. Giménez-Rico enmarca El crack dentro de la obra de Garci y nos recuerda que su cine y su estilo  un universo personal. Torres-Dulce nos habla entre otras cosas del papel fundamental que juega la ciudad de Madrid en la película. O Noemí Guillermo nos trae el interesantísimo diario de rodaje de El crack cero. Pero quizás una de las cosas más interesantes de Adictos a El crack sea los dos textos firmados por José Luis Garci a modo de epílogo, el primero firmado en 1981 y el segundo segundo de 2014 en que cuenta respectivamente detalles de las dos películas respectivamente.

Carlos Santos como Germán Areta en «El crack cero» (José Luis Garci, 2019).

El crack es un hito dentro de la filmografía de José Luis Garci y se encuadra dentro del período más fructífero del director madrileño en la que rueda de forma consecutiva que comprende el guion de la mítica La cabina y la dirección de Las verdes praderas, El crackEl crack dos y que culmina con el Oscar a mejor película de habla no inglesa por Volver a empezar y sendas nominaciones por Sesión continua y Asignatura aprobada, esta última además le proporcionó el Goya al mejor director. Y es que la trilogía de El crack es tan rica en matices e interesante que podríamos estar desengranándola durante mil páginas más y no se agotarían los temas: el mus, el boxeo, el cine, los guiños a Asturias, a la literatura y al cine negro y otras obsesiones de Garci. Adictos a El crack es un homenaje a la mítica trilogía de Garci y como tal ha de ser disfrutado, pero uno no puede pensar sin cierta melancolía que Notorious podría haber sacado un monográfico como los que ha sacado en su colección Películas míticas, entre las que se encuentran libros dedicados a películas como Grupo Salvaje de Sam Packinpah, El gabinete del profesor Caligari de Robert Wiene, 2001: Una odisea en el espacio de Stanley Kubrick o a Perdición de Billy Wilder, en los que se desgranan la génesis del guion, los problemas de producción, el contexto sociopolítico de la España de los primeros ochenta, las influencias de Garci a la hora de rodar El crack, etc.

Ficha técnica:

Título: Adictos a El crack

Autores: Víctor Arribas, Guillermo Balmori, Pedro García Cuartango, Luis Alberto de Cuenca, Antonio Giménez-Rico, Noemi Guillermo, Oti Rodríguez Marchante, José Antonio Pruneda, Eduardo Torres-Dulce, José Luis Garci.

Número de páginas: 180

Editorial: Notorious Ediciones

Año: 2019.

Publicaciones Relacionadas

Dejar un comentario

Sobre mi

libros arcanos
Libros Arcanos es un blog literario con reseñas de libros y cómics de todo género y época, adaptaciones al cine de obras literarias y noticias varias sobre el mundo editorial.

Síguenos


Publicaciones más Populares

Reseña | «El infinito en un junco» de Irene Vallejo
31 diciembre, 2019
Reseña | «El Buscón en las Indias» de Juanjo Guarnido y Alain Ayroles
2 diciembre, 2019
Reseña | «División Azul» de Fran Jaraba
20 enero, 2021

Últimas Publicaciones